Creamos o no, entregar una experiencia de compra que supere las expectativas de nuestros clientes, nos hace diferentes y portadores de un gran valor. Muchas veces nos preguntamos cómo podemos ser diferentes y prestamos especial (si no única) atención en el producto, en la marca o los beneficios del servicio que vendemos, pero, si les dijera que facilitar la forma en que nuestro cliente nos compra puede ser un elemento diferenciado que pocos miran, ¿Me creerían?.

Hay 3 creencias que debemos erradicar:

1. En primer lugar creemos que si el producto es bueno, se sigue consumiendo. Esto es FALSO, punto.

2. Lo que cliente piensa y cree es lo mismo.Nuevamente, esto es FALSO.

3. No necesito saber lo que piensa mi cliente. FALSO.

Ahora bien, partiendo de estas creencias, quiero regalarte cinco ideas prácticas y sencillas para comenzar a marcar la diferencia desde la experiencia de compra que regalas a tus clientes:

  • Incluye una política de “Garantía de satisfacción» donde el cliente pueda hacer devolución o cambio de producto.
  • A la velocidad en la que va el mundo, es seguro que los clientes esperan un servicio bueno y rápido.
  • Cambiemos la cultura de venta por cultura de servicio.
  • Mantén una actitud positiva con tu cliente desde el día 1 y no cuando este decide comprarnos.
  • Presenta alternativas de pago y de opciones, el cliente siempre querrá tener el control de la compra y las opciones, le dan ese poder.

SI quieres aprender más de esto, te recomiendo mucho mi Curso Aprende a Vender como los Grandes: Obtener, desarrollar, fidelizar.

Aquí te dejo el enlace del curso para que puedas revisarlo: https://smartbeemo.com/course/aprende…